gaurkoan004
Gaurkoan "padres brillantes, maestros fascinantes" (Augusto Cury)liburuko kapitulu bat dakarkizuegu. Musika klasikoak gure txikienen hezkuntzan izan ditzakeen onuren inguruan hitz egiten digu. Artikulua irakurtzen duzuen bitartean, ondorengo abesti hau entzutea gomendatzen dizuegu!
(artikulua liburuaren jatorrizko hizkuntzan mantendu da).



 Eta musika klasikoa modu errazean entzun nahi izanez gero, hemen dituzue online entzun daitezkeen musika klasikoko irrati batzuk.
klik
klik

"Los objetivos de la música en el funcionamiento de la mente"

Si la emocionalidad determina la calidad del registro, cuando ésta falta, la transmisión de información genera dispersión en los alumnos, en vez de placer y concentración. Si hay música suave en el aula, el conocimiento puro y lógico transmitido por los maestros de matemáticas, física, química o lenguas adquiere una dimensión emocional. El fenómeno RAM lo registrará de manera privilegiada. Sin la emoción, el conocimiento no es pleno.  La música ambiental cumple tres grandes objetivos. Primero, crear la educación musical y emocional. Segundo, generar el placer de aprender durante las clases. Tercero, aliviar el síndrome del pensamiento acelerado (SPA), pues aquieta el pensamiento, mejora la concentración y la asimilación de información. La música ambiental debería usarse desde la más tierna infancia en casa y en el aula.  Los efectos de la música ambiental en el aula son espectaculares. Relajan a los maestros y animan a los alumnos. A los jóvenes les gusta la música movida porque sus pensamientos y emociones son agitados. Pero, después de escuchar durante seis meses música tranquila, la emocionalidad se entrena y estabiliza. 
Augusto Cury. "Padres brillantes, maestros fascinantes".